Make your own free website on Tripod.com
  Celda Secundario
 
Home
Como Funciona
Celda Primario
Montura
Montaje Final
Celda Secundario
Araña
Espejos y Ocular
Caract. Técnicas

 

 

 

La Celda del Secundario es la estructura sobre la que descansa el espejo secundario, que es el que tiene forma elíptica. Para ello necesitamos los siguientes materiales:

 

Un tubo de PVC o metacrilato, como en este caso. Ha de tener un diámetro de 40mm y es muy importante que tenga un grosor de 5mm y no inferior, para que el espejo apoye bien.

La longitud del tubo será mayor a 50mm y para que haya margen recomiendo un largo de 100mm.

 

 

 

Un disco de madera o sucedáneo, con un diámetro de 30mm, exactamente el diámetro interno del tubo de arriba. Y un grosor de unos 8mm.

 

Un tornillo de métrica 6 (6mm de diámetro) y una longitud de 60mm, y su correspondiente tuerca.

 

Necesitamos cuatro escuadras como estas, que deberemos cortar por los tramos rojos que os he pintado. Quedándonos con la parte que está por debajo del corte y desechando el resto.

Dos de ellas (las que tienen el corte recto) servirán para sujetar el espejo secundario y las otras dos (las que tienen el corte curvo y cutre) servirán para ajustar el espejo y evitar que se salga por los lados o que baile.

Estas escuadras tienen un ala de aproximadamente 27mm.

Para ajustar estas escuadras o de ahora en adelante flejes, necesitamos unos 4 tornillos que han de perforar en el tubo. Dichos tornillos tendrán un diámetro aprox de 3.5mm y 12mm de largo. y serán de cabeza plana. A la derecha tenéis un detalle de estos tornillos.

También necesitaremos espuma, como la que usamos en la celda del primario.

 

 

 

Ahora empezaremos ha hacer las tareas necesarias para poder construir la celda del secundario.

Para empezar vamos a taladrar un agujero en el centro del disco pequeño, el que tiene un diámetro igual al diámetro interno del tubo (30mm aprox).

Usaremos una broca del 6, ya que queremos que pase el tornillo de métrica 6. El agujero a de ser pasante, de lado a lado.

A continuación atornillaremos el tornillo hasta el final, hasta que la cabeza del tornillo toque la superficie del disco.

 

 

 

 

Ahora debemos cortar el tubo a 45º. Como podéis ver en la imagen hay instrumentos que nos simplifican enormemente esta tarea, ya que cortar el tubo a 45º no es fácil.

Este cajón de madera tiene unos surcos hechos, por donde cabe la sierra, que sirven de guía a lo largo del corte.

Si miráis el apartado "espejos y ocular" de la web, podréis ver que el secundario hace 55mm de largo en su elipse. Pues si haceis cálculos con unos senos por aquí y por haya... (40mm/sen 45º=56.5mm) descubriréis que si el diámetro del tubo es 40mm y cortas en diagonal hasta una longitud de 40mm, el largo de dicha diagonal es 56.5mm que es casi el largo del espejo secundario 55mm. Ese es el motivo por el que necesitamos un tubo de 40mm de diámetro.

 

 

Para que el corte del tubo quede como en la imagen de la izquierda se puede hacer de dos maneras:

-Hacemos una marca a 40mm del borde del tubo y cortamos a 45º, desde el borde del tubo hasta la marca. Y después cortamos el tubo en perpendicular (corte recto) a 8mm de la marca.

-Otra posibilidad es hacer una marca a 8mm del tubo y otra marca a los 48mm, que sea diametralmente opuesta a la primera, es decir, en el lado opuesto del tubo. Si cortamos directamente de la primera marca a la segunda habremos conseguido un corte a 45º y la pieza está lista. Este paso es más rápido, pero menos preciso.

 

 

 

Ahora debemos coger el trozo de espuma que tenemos de haberlo usado en la celda del primario y recortarlo de forma que se adapte a la base del espejo secundario.

Es suficiente con apoyar la cara diagonal sobre la espuma y repasar con un cutter.

Esta capa de espuma irá entre la base del espejo y la cara inclinada del tubo, lo que nos ayudará a que el espejo no se deslice y se ajuste bien.

 

 

 

Una vez hecho el corte introducimos el disco con el tornillo y lo ajustamos hasta que la superficie del disco quede al mismo nivel que la superficie de la base del tubo.

Tenéis suficientes imágenes para que os hagáis una idea de la forma que está tomando la celda.

 

 

Llegó el momento de hacer agujeros. Los agujeros que vamos ha hacer servirán para sujetar los flejes. Y para ello usaremos los tornillos de 12mm de largo.

Para ello usaremos una broca del 3 y si es posible una taladradora eléctrica pequeña, que es más manejable y precisa. También os recomiendo que antes de hacer agujeros sobre la pieza, experimentéis sobre la sección de tubo que nos ha sobrado.

El objetivo de taladrar los agujeros es facilitar el camino del tornillo, ya que hemos de atornillar el fleje con el espejo montado y cuanto más fácil nos resulte el atornillado mejor.

 

Ahora llega el momento de poner el primer fleje, el que va a aguantar al espejo por arriba y que requiere un agujero un tanto complicado.

Como veis en la imagen de la izquierda debemos hacer algunas pruebas antes de marcar con rotulador el orificio a taladrar para ajustar el fleje. también es importante usar un trozo de espuma en todas las pruebas para no rayar el espejo.

La peculiaridad de este agujero consiste en que ha de ser inclinado y concretamente paralelo al corte de 45º. ya que si el orificio fuese perpendicular a la superficie del tubo podríamos dañar el espejo. La trayectoria del orificio os la he marcado en rojo en la imagen derecha.

Aunque también es verdad que si la longitud del tornillo fuese menor o la escuadra tuviera el agujero más alejado del borde podríamos hacer un orificio perpendicular sin problemas. Como siempre esto depende de los materiales que uno pueda conseguir.

 

Ahora llega el turno del fleje que sujetará el espejo por debajo. Este agujero si es perpendicular a la superficie del tubo.

Antes de hacer el agujero tenemos que marcar donde lo haremos. Ese punto será aquel que no apriete demasiado al espejo, pero que tampoco lo deje suelto. Pensar que este espejo siempre estará boca abajo y si está mal sujeto con toda seguridad caerá sobre el espejo primario, que está justo debajo de él.

Además este agujero cumplirá una doble función, por un lado sujetará el fleje inferior y por el otro sujetará el disco verde y con ello el tornillo grande.

 

 

Este es el aspecto que tienen los flejes una vez montados.

Es importante apreciar que en la base del tubo, donde están mis dedos, todo debe ir a ras ya que luego debemos atornillas la celda del secundario a la araña. De forma que nada debe sobresalir por la base del tubo.

En mi caso tuve que recortar el fleje inferior porque sobresalía de la base.

 

 

Lo último que nos queda en la celda del secundario es ponerle dos topes a los lados del espejo. Estos topes son las escuadras que han sido cortadas con forma curvada para adaptarse a la inclinación del espejo.

Como veis van atornilladas al tubo y dispuestas a los laterales del espejo. Como siempre con un poco de espuma entre el espejo y los topes.

El objetivo de estos topes no es sujetar el espejo, pero si evitar que se deslice a los lados y que se pueda caer.

Con todo esto la celda del secundario está terminada estructuralmente.

 

 

Este es el aspecto final que toma la celda del secundario con los flejes pintados. Apreciar que el fleje inferior fue limado para darle forma curva a su borde, evitando así que robe mucha luz al espejo.

 

También es importante poner mucha espuma entre los flejes y el espejo, para no rayar el espejo. Ya que con el tiempo la espuma se comprime y deja de ser efectiva.

 

 

 

Home | Como Funciona | Celda Primario | Montura | Montaje Final | Celda Secundario | Araña | Espejos y Ocular | Caract. Técnicas